Logotipo de My EKG

¿Qué es el Holter EKG?


El electrocardiograma holter, también llamado holter EKG o holter de frecuencia cardiaca, es un dispositivo que permite la monitorización del ritmo cardiaco durante un tiempo determinado (normalmente 24 horas).

Toma su nombre del biofísico Norman J. Holter, el inventor de la monitorización cardiaca. Su función es simple, registrar durante un tiempo prolongado el electrocardiograma de un paciente.


¿Qué es un holter de ECG?

El holter EKG consta de un dispositivo que almacena la información, que va conectado al paciente a través de unos electrodos (entre 4 o 5 en un holter estándar).

Una vez realizada la prueba el dispositivo se conecta a un ordenador para obtener la información y poder proceder al análisis de los resultados.

Holter EKG

By Misscurry (Template:Entwicklung) [GFDL or CC-BY-SA-3.0-2.5-2.0-1.0], via Wikimedia Commons.

¿Cómo se realiza un holter EKG?

Se le colocan los electrodos al paciente en el pecho en posiciones distintas al EKG estándar, para evitar desconexiones durante la prueba se suelen fijar con esparadrapo.

El paciente deberá realizar su vida habitual, excepto ducharse o mojar el dispositivo.

A las 24 o 48 horas el paciente deberá acudir al centro donde se lo colocaron para retirar el equipo y proceder a su análisis.

El resultado del holter se suele entregar varios días después de realizado.

Diferencias entre holter y un EKG estándar

La principal diferencia entre un holter y un electrocardiograma estándar es el tiempo de lectura. Un EKG suele medir unos 6 segundos de la actividad eléctrica cardiaca, mientras que el holter generalmente registra 24 o 48 horas de actividad.

Otra diferencia es la cantidad de derivaciones, mientras que un EKG estándar tiene 12 derivaciones, la mayoría de los dispositivos holter suelen tener 2 o 3 derivaciones, aunque actualmente existen holters de 12 derivaciones.


¿Cuál es el objetivo del holter EKG?

El objetivo principal del holter es el diagnóstico de las arritmias cardiacas, especialmente aquellas que son difíciles de constatar en un electrocardiograma.

Por lo que su principal campo de estudio es el estudio de los síncopes, palpitaciones frecuentes, mareos, entre otros.

Se suele solicitar como control, en pacientes con arritmias conocidas, con tratamiento médico o intervencionista para valorar resultados terapéuticos.

También se utiliza en pacientes con ictus isquémicos sin causas determinadas por la posible presencia de fibrilación auricular paroxística no diagnosticada.

El holter puede ayudar a sospechar cardiopatía isquémica al constatar variación en el segmento ST durante la prueba, aunque se deberá realizar otros tipos de pruebas más específicas.


Otros tipos de holter

También se denomina holter al monitor automático de la presión arterial (holter de TA o MAPA) y al electroencefalograma ambulatorio de 24 horas (holter de electroencefalograma).

Holter implantable

El holter implantable es un pequeño dispositivo que se implanta bajo la piel en el área del tórax superior.

El intervención quirúrgica para implantar este holter es sencilla, se realiza con anestesia local y presenta pocas complicaciones.

Este dispositivo registra continuamente la actividad del corazón de forma automática o con un activador manual a lo largo de su vida útil, que actualemente suele ser 3 años.

Si te ha gustado... Compártelo.