Logotipo de My EKG

Ciclo Cardiaco


El ciclo cardiaco es la secuencia de eventos eléctricos y mecánicos que se repiten con cada latido cardiaco.

Cada ciclo cardiaco comienza con la generación de un estímulo eléctrico en el nodo sinusal y la consiguiente contracción de las aurículas y termina con la relajación de los ventrículos.

La fase de contracción, durante la cual se bombea la sangre se llama sístole y la fase de relajación, durante la cual se llenan las cavidades con sangre, se llama diástole.

Contracción auricular

La generación del estímulo en el nodo sinusal provoca la despolarización auricular y la contracción de ambas aurículas (onda a del pulso yugular).

El ciclo cardiaco se inicia en la fase final de la diástole al producirse la contracción auricular que supone el 20-30% del total del llenado ventricular.

Previamente, durante la diástole, se ha producido un paso pasivo de sangre de las aurículas a los ventrículos, permitiendo el llenado ventricular.

Sístole ventricular

Contracción ventricular isovolumétrica:

Al pasar el estímulo eléctrico del nodo AV al sistema His-Purkinje, se produce la despolarización ventricular e inicio de la contracción, aumentando la presión en los ventrículos.

Esto provoca el cierre de las válvulas mitral y tricúspide, provocando el primer ruido cardíaco.

En este momento, todas las válvulas están cerradas, no hay entrada ni salida de sangre a nivel ventricular.

La presión en los ventrículos provoca que la válvula tricúspide cerrada se abombe hacia la aurícula derecha provocando la onda c del pulso yugular.

Posteriormente, la presión en ventrículos supera la presión de las arterias aorta y pulmonar, abriéndose las válvulas semilunares (válvulas aórtica y pulmonar).

Eyección rápida

Con la apertura de las válvulas semilunares se produce una rápida salida de sangre desde los ventrículos hacia las arterias, con la consiguiente caída rápida de volumen ventricular, siendo este momento donde se produce el flujo arterial máximo.

Eyección lenta

La contracción ventricular va disminuyendo mientras continúa la eyección de flujo hacia arterias. En este momento comienza la recaptación de calcio al retículo sarcoplasmático.

Durante la sístole las aurículas se han ido llenando de sangre, aumentando de volumen y de presión, lo que se genera la onda v del pulso yugular.

Diástole ventricular

Relajación isovolumétrica

Cuando las presiones diastólicas de las arterias aórtica y pulmonar superan a las presiones de los ventrículos se produce el cierre de las válvulas semilunares, produciendo el segundo ruido cardiaco. Esto marca el comienzo de la diástole.

Durante esta fase hay una caída rápida de la presión ventricular. En este momento todas las válvulas están cerradas.

Llenado ventricular rápido

Al producirse la relajación de los ventrículos, las presiones en los ventrículos disminuyen y son menores que en las aurículas, por lo que se produce la apertura de las válvulas mitral y tricúspide.

Este llenado rápido inicial se ve incrementado principalmente por la succión ventricular que resulta de la destorsión ventricular y el retorno de cada fibra muscular ventricular a su longitud de relajación.

Al abrirse las válvulas auriculoventriculares se produce un llenado rápido y pasivo de los ventrículos desde las aurículas.

Diástasis o llenado ventricular lento

En esta fase las presiones entre las aurículas y los ventrículos están más igualadas, por ello se enlentece el paso de sangre hacia ventrículos.

Durante esta fase se produce la generación del estímulo eléctrico en el nodo sinusal.

Esta fase se continúa con la contracción auricular, dando comienzo a un nuevo ciclo cardiaco.


Ciclo cardiaco y electrocardiograma

La onda P se inicia durante la diástasis o llenado ventricular lento. Durante el desarrollo de la onda P, se produce la sístole auricular, la cual incluye a la onda P y al segmento PR.

El inicio del complejo QRS se produce al final de la contracción auricular y provoca la contracción de los ventrículos, poco antes del segundo ruido cardiaco.

El intervalo QT (complejo QRS, segmento ST y onda T) representa la sístole eléctrica ventricular, o sea, el conjunto de la despolarización y la repolarización de los ventrículos. La sístole eléctrica se produce un poco antes que la sístole ventricular.

El segmento ST representa el inicio de la repolarización ventricular y se corresponde con la fase de repolarización lenta en «plateau» de los miocitos ventriculares.

Diagrama de Wiggers

Diagrama de Wiggers:
Eventos del ciclo cardíaco que se observan en el ventrículo izquierdo.

Imagen original de Wikipedia.

La onda T es la representación electrocardiográfica de la repolarización de los ventrículos, terminando en la fase de relajación isovolumétrica, justo después del cierre de las válvulas semilunares.

La fase de llenado ventricular rápido y gran parte de la diástasis corresponden con el intervalo TP.

Al final de la diástasis se genera la estimulación eléctrica del nodo sinusal produciendo una nueva onda P, comenzando un nuevo ciclo cardiaco.

Referencias

  • 1. Hall JE. Guyton and Hall Textbook of Medical Physiology. 13th ed. London: W B Saunders; 2015.
  • 2. Surawicz B, Knilans TK. Chou’s electrocardiography in clinical practice. 6th ed. Philadelphia: Elservier; 2008.

Si te ha gustado... Compártelo.


Su privacidad es importante para nosotros

Nuestro sitio web utiliza cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus páginas visitadas y para optimizar la web.

Puedes obtener más información en nuestra Política de privacidad. Pulsa el botón Aceptar Cookies para confirmar que has leído y aceptado la información presentada.